Newsletter

Análisis SEO Gratis | ¡Quiero una propuesta!

Los 6 principios del UX Writing en SEO

Los 6 Principios Del Ux Writing En Seo

La optimización de textos, artículos, descripciones de productos para SEO es, por supuesto, una tarea esencial para obtener visibilidad en los motores de búsqueda. Pero también es fundamental “dar deseo” al internauta para “venderle” (en el sentido amplio del término) tu contenido. Aquí es donde entra en juego el arte de la redacción publicitaria, o cómo escribir deliciosos textos, que abren el apetito de tus futuros lectores y clientes.

Escribir artículos, contenido y descripciones de productos es uno de los componentes principales del marketing. Un área esencial que, sin embargo, a menudo se pasa por alto y sufre sobre todo de una mala comprensión e interpretación. Muchos creen que las bajas ventas son el resultado de la venta de un mal producto, cuando en realidad suele ser un problema de redacción publicitaria, especialmente en la redacción de una descripción de producto.

Por ejemplo, al releer la descripción del producto de uno de nuestros clientes, me cautivaron las palabras que aparecían en su página. Y me encontré queriendo este producto, aunque ya era en parte el caso sobre la base del producto en sí. Esta es la señal de un buen trabajo de redacción.

Por supuesto, no existe una solo y única fórmula mágica para escribir un artículo o una descripción de producto de calidad, eso sería demasiado simple. En realidad, una multitud de métodos pueden aplicarse y ser eficaz. Te daré en este artículo todos los métodos y consejos que aplicamos para ayudarnos a escribir artículos, contenido y descripciones impactantes y persuasivas, sea cual sea el tema.

Para que este artículo sea lo más claro y didáctico posible, tomaré el mismo ejemplo para cada uno de los puntos desarrollados: el de un reloj. Así podrás ver cómo adaptar y desarrollar la redacción de tu texto según tu producto y sus especificidades.

Haz que el producto parezca más grande de lo que es

El primer método de hacer un buen artículo, contenido y/o descripción del producto es hacer que el producto parezca más complejo de lo que realmente es. El uso de un gran campo léxico, sinónimos y frases dedicadas te ayudará a lograr este objetivo.

Para tomar nuevamente el ejemplo del reloj: si tiene la capacidad de brillar en la oscuridad, preséntalo como un reloj a absorción luminosa. No digas que es un reloj digital, pero preséntalo, por qué no, como un descodificador de tiempo digital.

Cuantos más adjetivos puedas agregar, mayor será el efecto deseado.

Lo mismo ocurre con la descripción de su color. Si es gris, habla más de un “color metálico”. Si, por el contrario, es rosa, más bien presenta su color como el de un “coral calmante”.

Considera la posibilidad de transformar frases que a primera vista puedan parecer banales o aburridas, como “hecho de acero”, en frases como “acero cepillado liso forjado a una temperatura superior a 4000 grados”.

Sin embargo, intenta asegurarte de que el lenguaje utilizado siga siendo comprensible para el lector medio: si el texto no es claro o difícil de entender, el producto parecerá inaccesible o inapropiado en la mente del lector.

Si, por el contrario, lo dejas claro, dará un aura exótica y deseable a tus lectores. Este es un equilibrio delicado, pero es importante lograrlo.

Haz que el producto sea lo más claro posible

Ahora pasemos al tema opuesto al anterior. Hacer tu redacción más compleja y elegante es un método eficaz si vendes productos sencillos, con el fin de darles un toque de elegancia y modernidad.

Por el contrario, vender productos complejos requiere generalmente una forma de dejarlos claros a los ojos de tus prospectos. Tomemos el ejemplo de la leche A2, que ya está muy presente en Norteamérica y que se está desarrollando en Europa. Se dice que este tipo de leche es más fácil de digerir.

Ejemplo De Botellas De Leche A2 En Los Estados Unidos

Ejemplo De Botellas De Leche A2 En Los Estados Unidos

“La leche A2 es más fácil de digerir para las personas con dolor de estómago debido a la leche” es una formulación demasiado compleja. En cambio, podría hacer que el producto sea lo más simple posible para que sea lo más comprensible posible para los lectores: “Leche… pero más fácil de digerir” es un eslogan mucho más eficaz.

Así el lector sabrá qué es la leche A2 y qué la diferencia de sus competidores. Y sabe para quién es y por qué potencialmente lo necesita: y todo en una sola línea.

Si ahora volvemos al ejemplo de los relojes, podría ser relevante reemplazar “un movimiento mecánico que opera solo con las ondas de su muñeca” simplemente indicando “¡Sin carga ni baterías, nunca y bajo ninguna circunstancia!” . Esta fórmula permite a los lectores saber instantáneamente que el producto no es digital y que no necesitarán cargar o reemplazar las baterías si compran este reloj.

Haz que luzca de alta calidad

Por lo general, si vendes un producto con este enfoque, te centrarás con el proceso de fabricación como una parte clave de ese producto.

Nuevamente, tomemos el ejemplo del reloj. Por ejemplo, puedes describirlo de la siguiente manera:

“Un saber hacer experto, y un reloj construido con 3 piezas de titanio de la misma calidad que las utilizadas por la NASA.

Cada uno de ellos está hecho a mano en París por el relojero de lujo nombre del relojero.

El reloj no sufre ninguna latencia. Además, junto con una batería de lithium-ion de 4 mah, le brinda la mayor potencia que puede contener en un reloj”.

Para hacer eso, hazte las siguientes las siguientes preguntas: ¿dónde se fabrica tu producto? ¿Cómo se hace? ¿La persona que lo fabrica tiene conocimientos técnicos únicos? ¿Cuál es la parte más atractiva y más vendida de la fabricación de este producto?

Al hacer comprender al lector todo lo que entra en juego durante el proceso de fabricación, este último tendrá menos posibilidades de cuestionar el precio.

Este es particularmente el caso del sector del whisky: las inscripciones “Single Barrel” o “10 years” en la etiqueta sugieren que el proceso de fabricación es elaborado y, por lo tanto, ha permitido obtener un producto de mejor calidad, y por lo tanto, un precio más alto.

Los 10 Años De Edad Se Destacan Claramente En La Etiqueta Y El Empaque De Este Whisky

Los 10 Años De Edad Se Destacan Claramente En La Etiqueta Y El Empaque De Este Whisky

Sin embargo, recuerda que debes hacer coincidir las expectativas con la realidad: si tu producto no es de alta calidad, no hay que resaltar este aspecto o corres el riesgo de que sus ventas disminuyan con el tiempo. Tu objetivo es obtener la mejor rotación posible, no la más rápida.

Dar a entender que eres el primero o el mejor

La fortaleza de Guinness World Records es que puede permitirse lanzar un nuevo libro cada año, porque es el mismo quien decide los parámetros y las reglas para establecer un nuevo récord.

Lo mismo puede aplicarse con los contenidos de un sitio web, donde a veces verás lemas como:

“El primer *producto* del mundo”.

“El mejor *tipo de producto* de su clase”.

“Ganador de seis premios de *nombre de la ceremonia*“.

Como tu decides los parámetros, siempre podrás asegurarte de que la formulación que utilizas es la que deseas demostrar. Este es muy común el caso en el sector del automóvil: “El coche más rápido de su categoría”: muy a menudo se trata de una categoría particular, como un SUV, y que en realidad es más lento que otro vehículo similar no SUV. Esto de ninguna manera es una mentira, sino más bien una formulación ingeniosa y hábilmente redactada.

Una redacción similar equivaldría a indicar que terminó segundo en una carrera, pero omitiendo indicar que solo hubo dos participantes.

En la industria de las bebidas, es muy común ver esta etiqueta: “Botella de vino clasificada con medalla de oro“: es cierto, pero omite intencionalmente que la recompensa obtenida puede provenir de una competencia donde solo hubo dos participantes. Al mostrar parámetros ridículamente estrictos, podrás dar una impresión de mucho más valor y así aumentar tus ventas.

Una redacción inteligente puede ayudarlo a lograr un fuerte crecimiento de las ventas. Como dice el director de cine Guy Ritchie, “Debes ser el dueño de tu propio reino“. Al ser quien define los parámetros por los que se juzga tu producto, siempre puede aparecer fuera de lo común.

Asegúrese de que tus lectores puedan relacionarse

Una técnica de ventas muy eficaz es utilizar una historia con la que la gente pueda identificarse, sin que parezca que toma la forma de un texto de ventas. Luego, enlazar tu producto hacia el final de esta historia.

Este es particularmente el caso en el siguiente ejemplo: “¿Alguna vez te haz preguntado por qué se desperdician millones de membresía de gimnasios y por qué las dietas que deseas comenzar siempre se posponen hasta el lunes siguiente?

La mayoría de las personas están constantemente ocupadas y, como resultado, la tarea al final de su to do list a menudo se pospone hacia más tarde. Siempre se dicen a sí mismos que lo harán, pero en realidad nunca lo hacen.

Tan solo en Inglaterra, siete millones de personas son clínicamente obesas y, según las encuestas, casi dos tercios dicen que no hacen tanto ejercicio como les gustaría. Trabajo, niños, familia o incluso ocio: están constantemente ocupados y no encuentran el tiempo para ponerse manos a la obra.

Es probable que las responsabilidades y ocupaciones de la vida cotidiana les hagan apartarse de otra cosa igualmente importante. Y así es como tu dieta se convierte en la primera víctima.

Aquí es donde entra el *nombre del producto*: “Dentro del *nombre de la empresa*, hemos desarrollado un milk-shake diario a tomar diario sin culpa, sin esfuerzo, sin azúcar, es delicioso y le ayudará. para mantener su línea”. Y así…

Este es solo un ejemplo, pero puedes aplicar este concepto de muchas otras formas.

Marketing clásico: “problema y solución”

Presenta el problema que enfrentan tus usuarios. Luego presenta tu producto como la solución a este problema. Para vender un reloj de esta manera, debes presentarlo como la solución a un problema que describas y con el que tus lectores puedan identificarse.

Nuestro teléfono, reloj inteligente, laptop y Ipad deben ser reemplazados regularmente. Esta es una tensión real y hay una razón para ello.

Si estás leyendo este artículo en la pantalla de un iPhone nuevo, el dispositivo que tienes en la mano ha perdido el 20% de su valor en el momento en que abriste la caja. ¿Qué pasa si de repente quieres comprobar la hora? El reloj inteligente que llevas en la muñeca cuesta 595 veces más que la electricidad necesaria para cargarlo este año. Pero cuando decidas cambiarlo, es probable que valga menos de la mitad de lo que pagaste por él. Sin embargo, existe una solución para solucionar este problema.

Nombre del producto es un reloj de lujo hecho a mano con materiales de alta calidad y envuelto con oro elegante. Impulsado por un movimiento mecánico perpetuo, nunca necesita ser recargado, actualizado o mejorado”.

Entonces, al decirles a tus lectores con qué problema pueden relacionarse y luego ofrecerles tu producto como solución, el proceso de persuasión se vuelve más fácil.

Bono: características y beneficios

Luego de elegir el ángulo que utilizarás para vender mejor tu producto, es necesario hacer una lista de sus características y beneficios. En otras palabras, una característica es algo que el producto es o hace. Un beneficio es una consecuencia de esta característica.

Por ejemplo, “hecho de titanio de calidad NASA” es un sello distintivo, “lo que lo convierte en el reloj más resistente y duradero del mundo que jamás haya usado” es un beneficio.

La función de “carga rápida” es una característica. “Pasar menos tiempo sin tener que enchufarlo” es el beneficio de esta función.

Una vez que hayas desglosado las características y beneficios de tu producto dentro del tema que deseas resaltar, el texto de tu artículo o descripción se escribirá por si mismo.

Este paso de hecho te permitirá comprender por qué los lectores deben comprar específicamente tu producto.

Hay pocas empresas que fabrican productos únicos en el mercado, pero el hecho de ser único no es un requisito para vender bien y mucho. Para eso, solo necesitas tener mejores artículos, contenido y descripciones de productos utilizando una mejor redacción que tu competencia. ¡Y por supuesto, optimizarlos para el SEO!

¡Compártelo en tus redes sociales!

Francés radicando en México desde 2007, consultor SEO, ponente en el SEOday, en webinar cómo Pulsión Digital o la Clínica SEO, podcast como The Coffee, Suma Mente, Profesor en Needed Education, Eric es también autor del libro “Como hacer una estrategia de SEO Internacional”.

3 Comentarios
  • Pepe Yañez
    diciembre 15, 2020

    Muy bueno, Eric! De acuerdo contigo, hay que aprender la magia de las palabras y aprovecharla!

    Reply
  • Miguel Avila
    mayo 24, 2021

    Gran contenido 🙂

    Reply
Comparte con nosotros tus ideas